F.C. Barcelona × en la web de aficionados del F.C. Barcelona.
F.C. Barcelona
La red social de aficionados del
F.C. Barcelona

El Milan ridiculizó al Barça en Atenas

arador Por arador

el 31-08-2017 a las 17:48

El Milan ridiculizó al Barça en Atenas
El Milan ridiculizó al Barça en Atenas

Una cura de humildad. Un duro correctivo. Una bajada a la tierra. Los calificativos fueron varios, la idea general, una. El contundente resultado no dejaba lugar a las dudas, ni a las excusas. 4-0. El Milan endosó una de las mayores goleadas que se recuerdan en una final de Copa de Europa a un Barça que, además, se presentó en el Olímpico de Atenas con la etiqueta de favorito.


La exaltación de Cruyff contra el victimismo de Capello. Así se llegó a aquella cita del 18 de mayo de 1994. Capello, con mucha menos experiencia en los banquillos que ahora -después ha entrenado a Real Madrid en dos ocasiones, de nuevo al Milan, Roma, Juventus y la selección de Inglaterra- se quiso presentar en Atenas con humildad, como si no tuviera nada que hacer, como si sus jugadores fueran meras comparsas de un espectáculo reservado a la gloria del Barça. Cruyff, en cambio, declaró antes de la contienda que una victoria de los suyos sería un triunfo del fútbol.

Dentro del campo la historia fue bien distinta. El Milan exhibió un insultante dominio de la pelota, del tiempo del partido y del rival. El Barça se quedó mudo. Ni rastro del juego de toque de los azulgranas que tan buenos resultados les había dado -se habían proclamado campeones de Liga unos días antes y habían conseguido su primera Copa de Europa dos años atrás-.

El juego asfixiante de los 'rossoneri' en el centro del campo obligó a Guardiola y compañía a jugar al pelotazo, al sorteo, a esperar que Romario cazara alguna. Y ahí se murieron.

Massaro estrenó el marcador en el minuto 22. Fue también Massaro el que hizo el segundo cuando ya agonizaba el primer tiempo tras una gran internada por la banda de Donadoni. A los dos minutos de la segunda mitad llegó la sentencia. Un error de Nadal lo aprovechó Savicevic, que desde la frontal del área vio a Zubizarreta adelantado y decidió probar suerte. El cuarto lo firmó el francés Desailly que antes del partido había afirmado: "El Barça es el favorito".

Para Capello la clave de todo fue Laudrup. Su ausencia. El danés, que ya tenía decidida su marcha al Real Madrid, se quedó en la grada porque así lo decidió Cruyff. "Era el jugador que me asustaba, pero Cruyff lo dejó fuera y ahí cometió su error. Cuando he visto que Koeman ha saltado al campo, me he sentido tranquilo", sentenció el actual seleccionador de Inglaterra después de la machada.

El Barça se despidió de esa forma tan rotunda de la que hubiese sido su segunda Copa de Europa, mientras los italianos se alzaron con su quinta y se situaron segundos en el escalafón histórico, sólo por detrás del Real Madrid, en aquel tiempo con seis Copas de Europa.

Tu comunidad,
en tu móvil
0 VOTOS

Gracias por colaborar con nosotros. En breve comprobaremos la noticia que has denunciado y actuaremos consecuentemente.

Comentarios

1 Comentarios
azul14

azul14 jajajaja,,,, solo el Milan? y el psg, juventus, el 5 - 1 global con el real de julio, etcc....vivimos soñando de remontada en remontada y de goleada en goleada.

el 02-09-2017 a las 4:21

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en blaugranas.com: